Ministro Blumel pretende dirigir el Tedeum Evangélico y reemplazar al Representante Protocolar
¿Arremetida gramsciana en el minsegpres?

 

Imagen680

 

Por medio del portal de noticias, emol.com estamos siendo informados, que el gobierno está complicado también con el Tedeum Evangélico y está presionando para que el obispo Eduardo Durán no lo lidere, y más aún, también lo estaría objetando como Representante Protocolar Evangélico. Si esta noticia es falsa, es necesario que la ministra vocera salga rápidamente para aclararlo, porque está generando un sentimiento de indignación que empieza a apoderarse de mucha gente. Ahora, si la informado es cierto, nos parece muy grave, porque significa que el gobierno está condenando a ciudadanos investigados, sin que todavía la justicia lo establezca. Le guste a o no al gobierno, tanto el obispo Ezzati, como nuestro obispo Durán son inocentes, y lo serán hasta que los Tribunales, deducidas todas las casaciones respectivas, digan lo contrario.

 

Emol.com comparte extensamente las opiniones de un “importante pastor evangélico, que prefirió mantener su nombre bajo reserva,” quien señala, que el gobierno está muy complicado con nuestro obispo Durán debido al proceso bajo secreto, que, desde el año pasado, está llevando adelante la Fiscalía de Alta Complejidad por eventuales delitos de lavado de dinero o infracciones tributarias. El “importante pastor evangélico” a quien por razones literarias llamaremos “garganta profunda” pide que nuestro obispo Durán no lidere el Tedeum y que deje de ser el Representante Protocolar del pueblo evangélico ante el Estado de Chile. Dice que “sería una excelente iniciativa que el pastor Durán de un paso al costado”, tal como lo hizo el cardenal Ezzati la semana pasada. “Garganta Profunda” también le sugirió al Presidente Piñera que decida no ir al Tedeum Evangélico. "Garganta Profunda" quiere ocupar el cargo del obispo Durán.

 

Emol.com también reproduce las opiniones de un diputado del Frente Amplio don Pablo Vidal, por el hecho de que proviene de una familia evangélica. El diputado del Frente Amplio conglomerado político que lidera la abortista Beatriz Sánchez, dijo que sería “un gesto verdaderamente republicano por parte de quienes organizan este tedeum, que el obispo Durán no lo presidiese” A continuación, señala que la Iglesia Evangélica “ha tenido que pagar por daños a la moral precisamente en la Catedral.” En relación a las simplonas e innecesarias opiniones, señalamos que los únicos diputados que nos representan; son Leónidas Romero, Francesca Muñoz y Eduardo Durán Salinas. Son simplonas, porque la Catedral no daña la moral de nadie, y porque no ha pagado ni pagará nada. Los Tribunales superiores establecerán que la Iglesia tiene derecho, para expresar sus opiniones.

 

Ahora que don Sebastián Piñera es Presidente, no puede cuestionar al obispo Eduardo Durán, ya que no lo hizo cuando era candidato, en ese tiempo no tuvo complicaciones para llamarlo a formar parte del Consejo Ciudadano y mantenerlo allí hasta el día de hoy. Ahora, es conveniente que alguien asesore al ministro Blumel, que es una persona con ningún conocimiento de teología y cero de sociología religiosa, para que aprenda a respetar a las iglesias y sus autoridades, y no pretenda él, decir quien lidera el Tedeum, que se realiza desde antes que naciera. Que alguien le diga también, que si bien hay tres agrupaciones pastorales, una de ellas optó por apoyar al candidato Alejandro Guillier y hasta el momento no se han arrepentido, y las otras dos optaron por don Sebastián, que no las fuerce a juntarse. También es necesario que Blumel, sepa que el obispo Durán dirige la iglesia que ocupa el puesto 11 en tamaño, de las más de 400.000 iglesias evangélicas que hay en el mundo.

 

  ________________________________________________________

 

No somos encubridores
Nuestro compromiso es con la justicia. Una reflexión en absoluto particular

 

 

noticia718

 

 

Es prácticamente inevitable callar, sentimos que es necesario, oportuno y pertinente hacer una reflexión, entendiendo por reflexionar; aproximarse críticamente a un tema o a una situación. En esta oportunidad, a la que afecta al obispo católico Ricardo Ezzati, quien acaba de comunicar que no encabezará el Tedeum Ecuménico por la Patria a celebrarse el próximo 19 de septiembre, accediendo a dar un paso al costado, empujado por la inmensurable presión que ejercieron en su contra, diarios y revistas internacionales como el New York Time y The Economist, y personalidades relevantes, como la Presidenta de la Cámara de Diputados y el Presidente de la República. El obispo Ezzati ha sido citado a declarar como encubridor de abusos sexuales, y como es el líder nacional de una Iglesia Católica que se está destruyendo por lo mismo, por la comisión de los despreciables abusos sexuales contra niños y jóvenes, cometidos por centenares de malhechores y despiadados sacerdotes y religiosos del catolicismo.

 

Estimamos que; cuando las autoridades de la Iglesia Católica reconoce las deleznables acciones de sus miembros y expresan en una declaración pública lo siguiente: "humildemente que hemos fallado a nuestro deber de pastores al no escuchar, creer, atender o acompañar a las víctimas de graves pecados e injusticias cometidas por sacerdotes y religiosos. A veces no reaccionamos a tiempo ante los dolorosos abusos sexuales, de poder y de autoridad y, por ello, pedimos perdón en primer lugar a las víctimas y sobrevivientes". Y, también que cuando publican la lista de los sancionados por estos delitos, hacen bien, pero con demasiada tardanza. A estas alturas opino que; la petición de perdón, y la transparencia de los nombres y vilezas de los malhechores, son necesarias, pero inconducentes. Lo que correspondería hacer es, convenir con las “víctimas y los sobrevivientes” los términos de las reparaciones económicas. Parte de los recursos pueden generarse por la venta de la Iglesia de los Doce Apóstoles, cuyas ruinas, no solo desacreditan a sus propietarios, afean la Avenida Argentina del Puerto, y constituyen como una ofensa a la ciudad de Valparaíso.

 

En estos días también, la Iglesia Evangélica ha sido salpicada, por la detención de Tomas Maluenda, un individuo que, según el Departamento Antidrogas de Carabineros, oficiaba como pastor evangélico, predicando en recintos carcelarios, y que ha sido detenido por “participar de microtráfico de sustancias ilícitas en la comuna de Pudahuel”. Frente a este imperdonable hecho, el Concilio Nacional de Iglesias Evangélicas de Chile, se ha apresurado para declarar que: “Rechazamos de la forma más categoría el accionar delictual de cualquier persona que tenga, o diga tener algún cargo en la iglesia evangélica. En este sentido no somos encubridores y nuestro compromiso es con la justicia. En este caso en particular, no nos consta su condición de religioso. Menos de su accionar coordinado con el Ministerio Carcelario que impulsa nuestro Concilio. Lo anterior nos lleva a solicitar al gobierno extremar el cuidado en la entrega de acreditaciones de “pastor” a cualquier persona que indique dirigir una entidad religiosa, ya que, a través de esta condición, la delincuencia puede encontrar un nuevo espacio para ocultar su ilícito accionar.”

 

Se estima que la rotunda confesión de la CONIEV, en cuanto a que no son “encubridores”, y que les anima un profundo “compromiso con la justicia”, debiera hacer reflexionar a los más de veinticinco mil pastores evangélicos que hay en el país, en la dirección de mejorar, no solo el desempeño ministerial, sino sobre todo, el cuidar para elevar los estándares éticos personales y familiares. Es cierto, ni la CONIEV, y ninguna otra organización pastoral Interdenominacional, tiene autoridad legal para juzgar y disciplinar a un pastor, pero si tienen la posibilidad de reconocer y denunciar públicamente a un ministro del culto, que este cometiendo, no solo abusos sexuales a menores, también infidelidad, violencia intrafamiliar, y otros actos reñidos con la conducta cristiana, no importando si este ministro, es un pastor probando, o se hace llamar apóstol, y si dirige una iglesia pequeña, o grande. Por su puesto, y esto es obvio, que si las autoridades políticas del país, se han permitido condicionar su asistencia a un oficio religioso republicano, dependiendo de quién lo dirija, le otorgan al religioso la misma facultad, la de eximirse de predicar, dependiendo de qué Presidente, o que Presidenta quién asista.

 


Online (15 minutes ago):10

2016. Chile Cristiano. Todos los derechos reservados.
Se autoriza la reproducción, total o parcial, de lo publicado en este sitio con sólo indicar la fuente

 

Go to top