Presidente Trump declara que "no insistirá en la política de dos Estados".                                              La teología política detrás del anuncio                                                                    

  

noticia636
https://www.youtube.com/watch?v=LWmn4OHmvfc

  

Muchos evangélicos chilenos contrariados por las políticas de salud pública que impulsa este gobierno,  como el aborto, la identidad de género y el matrimonio homosexual, leen con gran beneplácito y satisfacción las informaciones que dan cuenta de las opiniones, y ahora de las acciones del Presidente Donald Trump y de su Vicepresidente Mike Penze sobre estas materias, como por ejemplo, el Vicepresidente Mike Penze se unió a los cientos de miles de norteamericanos en la “Marcha por la Vida”,  manifestación anual que se realiza cada año en Washington,  como protesta contra la decisión de la Suprema Corte que en el año 1973 legalizó el aborto en  los Estados Unidos. Y ahora, al leer como el Presidente Trump empezó a desmantelar la ideología de género que Barack Obama impuso vía orden ejecutiva en todas las escuelas públicas del país, al ordenar a los abogados del ministerio de justicia que no defiendan la ideología de género en la Corte, debido a los 13 Estados que la impugnaron judicialmente.

 

En este seguimiento de las virtuosas acciones del Presidente de los Estados Unidos, nuestros hermanos se enteran por las noticias que se exhiben en el facebook, que Donald Trump expresa sentidas palabras de apoyo al Estado de Israel, y acidas críticas a la ONU y a la Unión Europea por el trato injusto, vejatorio y denigrante que le dan al Estado de Israel, actitudes del Presidente Trump que,  como son destacadas y apoyadas por importantes líderes evangélicos de los Estados Unidos, hemos sentido comentar, para conocimiento de todos nuestros hermanos, ya que muchos no entienden este apoyo del Presidente Trump al Estado de Israel. La pregunta que queremos responder es: ¿A qué se debe el amor del Presidente Trump por el Estado de Israel? ¿A qué se debe el fervor del Vicepresidente Mike Penze por el Estado de Israel? ¿A qué se deben las eufóricas reacciones de satisfacción de los líderes evangélicos norteamericanos, por el apoyo de su país al Estado de Israel? ¿A qué se debe que el 70 % de los estadounidenses favorezcan al Estado de Israel?


La razón principal que alimenta el amor de los norteamericanos por Israel, es religiosa y particularmente evangélica, y se denomina teológicamente, “dispensacionalismo”.  El dispensacionalismo fue presentado por John Nelson Darby, un predicador anglo irlandés, quien estudiando la biblia entendió que no era correcta la “teología del reemplazo”. La teología del reemplazo establece que Israel fue desechado por Dios y reemplazado por la Iglesia. Esta teología acompañó al cristianismo desde los primeros siglos y persiste hasta el día de hoy en la Iglesia Católica, en la Iglesia Protestante y en algunas Iglesias Evangélicas. Digámoslo también, es la teología de los testigos de Jehová, de los adventistas y de los mormones, es decir, de la inmensa mayoría de la cristiandad.  Cuando el predicador John Nelson Darby estudiaba la biblia, no podía aceptar que la Iglesia haya reemplazado a Israel. No entendía como las profecías de Isaías capítulo 60 al 66 las podía cumplir la Iglesia. El decía en el año 1828, no hay forma que estas profecías se cumplan, a menos que resurja el Estado de Israel.

 

La profecía de Isaías 66: 8 le hacía temblar. ¿Quién oyó cosa semejante? ¿Quién vio tal cosa? ¿Concebirá la tierra en un día? ¿Nacerá una nación de una vez? Pues en cuanto Sion estuvo de parto, dio a luz a sus hijos.  La pregunta que se hacía John Nelson Darby era: ¿Cómo la Iglesia podía ser una nación que naciera un día? Así que, en el año 1828,  llegó a la conclusión que Israel, que había desaparecido el año 70, volvería a nacer. Esta conclusión, la propagó a muchas ciudades de Inglaterra, al norte de Italia, en Francia, Suiza, Alemania y en Norteamérica. Entre 1862 y 1877 John Nelson Darby hizo cinco viajes misioneros a Norteamérica y llenó a las almas con el  mensaje, que Israel volvería a nacer. En Norteamérica el teólogo Cyrus Scofield asimiló esta teología y la plasmó en su Biblia de Scofield, que fue distribuida por todo el país. El mensaje era que el Israel de la Biblia, destruido el año 70 dc volvería a nacer y en él se cumplirían todas las profecías bíblicas. La profecía de Isaías 66: 8 proclamada por Darby y popularizada por Scofield, se cumplió el 14 de Mayo de 1948. Israel volvió a existir y ya tiene 69 años desde su refundación.

 

Cuando los cristianos evangélicos fundamentalistas norteamericanos vieron renacer a Israel en el año 1948, lloraban como niños por el pecho de su madre, sin embargo, para el resto de los cristianos;  católicos, protestantes, algunos evangélicos y las sectas, el milagro Israel no significó nada, siguieron creyendo en la teología del reemplazo. Y gracias a la punzante  predicación, al empuje y a la presión de los evangélicos fundamentalistas norteamericanos, el dispensacionalismo penetró la Casa Blanca y ha ordenado la política exterior norteamericana desde el gobierno de Ronald Reagan hasta hoy.  En estos tiempos, si un candidato presidencial norteamericano, no hace promesas relacionadas con Israel, no recibiría ni el voto de su familia. El Presidente Donald Trump es hijo del dispensacionalismo, su vicepresidente Mike Penze es un predicador dispensacionalista, el Congreso norteamericano es dispensacionalista, los Estados Unidos de América son una gran potencia dispensacionalista. 

 

El dispensacionalismo es la chispa divina que hizo nacer a la ONG Chile Cristiano, y es la nueva unción que está inflamando el pecho de cientos de predicadores chilenos, y la bandera de Israel ya está presente en centenares de Iglesias evangélicas chilenas.  2.000 banderas de Israel fueron alzadas por evangélicos chilenos en la última Marcha para Jesús, que llenó las calles de Santiago de Chile el pasado 31 de Octubre Día Nacional de las Iglesias Evangélicas y Protestantes. El mensaje dispensacionalista fue entregado a la cancillería chilena el jueves 27 de Mayo del año 2010,  y en estos días está siendo entregado a todos los candidatos presidenciales que convergen valoricamente con el pueblo evangélico. El reciente anuncio del Presidente Donald Trump en cuanto a que “no insistirá en la política de dos Estados” se inscribe en la teología dispensacionalista. El dispensacionalismo informa que en el reino milenario de Cristo se cumplirán todas las promesas hechas por Dios en el Antiguo Testamento a Israel, es decir, Jerusalén será la exclusiva capital de Israel y que Israel ocupara toda la tierra que le fue prometida, en la que está incluida Gaza y Cisjordania, es decir, habrá un solo Estado.

 

 


Online (15 minutes ago):61

2016. Chile Cristiano. Todos los derechos reservados.
Se autoriza la reproducción, total o parcial, de lo publicado en este sitio con sólo indicar la fuente

 

Go to top