Vertiente social cristiana del ossandonismo se integra al piñerismo
Desarrollo económico y libertad religiosa es lo que pedimos a las dos primeras mayorías de Chile Vamos

noticia654

  

La victoria de Chile Vamos fue colosal, si se considera que algunos temían ser sobrepasados por el Frente Amplio,  que la final de la copa dejaría a miles sentados frente al televisor y que unos cuantos accederían al llamado de dormir la siesta después del asado. Chile Vamos acumuló una votación que sobrepaso el millón cuatrocientos mil sufragios, cuatro veces superior a la del Frente Amplio, que con los votos recibidos, debería empezar a llamarse más bien el Frente Estrecho.


Y en esta contienda electoral, el triunfo de Sebastián Piñera fue colosal, obtuvo una votación personal que sobrepasó las ochocientos mil preferencias, de verdad es como él mismo expresidente lo dice; “logró un  triunfo claro y contundente”, y el senador Ossandón, su más empecinado contrincante,  antes que concluyera el conteo final,  lo llamó para felicitarlo,  y señaló a la prensa que;  “era el presidente Piñera el que tenía que celebrar, que esta era su noche, que el ganó la elección, y la ganó bien”


Y ahora viene la “conversación”,  entre las dos primeras mayorías  de Chile Vamos, que debe empezar por un buen apretón de manos, un acercamiento del hombro derecho y seguir con la presentación de las ideas con que el senador Ossandón puede permear el programa de gobierno de Sebastián Piñera. El expresidente Sebastián Piñera impulsa un programa de gobierno que le permita al país recuperar el crecimiento,  para que la economía vuelva a generar los empleos que se perdieron en estos años de Bachelet.


En cambio, en el programa de gobierno del senador Ossandón, definido como “social cristiano”,  el acento está puesto en la gratuidad universal para la educación superior, y en el fortalecimiento de los valores asociados a la vida, al matrimonio tradicional,  y a la libertad religiosa. Estos aspectos valóricos están incluidos en el programa de Piñera también,  pero la pretensión del ossandonismo, es que se levanten como bandera. Tanto Piñera como Ossandón deben reconocer, que sus propuestas valóricas concitaron el apoyo de miles evangélicos.

 

Y dado que los candidatos presidenciales de la Nueva Mayoría han expresando su interés, y especialmente la DC Carolina Goic ha informado a los votantes ossandonistas que en ella encuentran el mismo rechazo a la influencia del dinero en la política, urgimos al expresidente Piñera ha levantar rápidamente como bandera “la savia social cristiana” del ossandonismo, ya que un alto porcentaje de la votación obtenida por el senador Ossandón, corresponde a evangélicos, para quienes los valores del exalcalde, determinaron el voto. La dc ignora esto.

Líder del Frente Amplio dice que se están preparando para gobernar
 Que no serán solo el reemplazo de la Nueva Mayoría

 

noticia650

 

 

A pesar del cambio de nombre, a pesar de las reformas profundas del programa gobierno, a pesar de la nueva Constitución, a pesar de la izquierdización y a pesar de la retroexcavadora, la Nueva Mayoría no logró agradar a los “herederos de las luchas sociales”, así define el diputado Boric a los dirigentes que junto con él, lideran el Frente Amplio.  Aunque el diputado del Movimiento Autonomista, no da por muerta a la Nueva Mayoría, dice que nunca calcularon bien el nivel de descomposición en que se encuentra y el vacío político que deja, y frente a las críticas responde, que ellos se están preparando para gobernar, que el Frente Amplio demostró que es capaz de ganar elecciones, y que lo pueden hacer bien, poniendo como ejemplo la victoria y administración del alcalde Sharp en Valparaíso.


Esto es bueno que lo sepa todo Chile, el Frente Amplio, no es solamente una agrupación de partidos y movimientos políticos con una propuesta definida, el Frente Amplio ya es el gobierno de la comuna más importante del país, tiene más de 300.000 mil habitantes y en ella se ubica el Congreso Nacional. Y aunque el objetivo de este artículo es explicar el tipo de gobierno que ejerce el frenteamplista Jorge Sharp en Valparaíso, es necesario repasar las propuestas de este bloque político: Asamblea Constituyente, aborto libre, matrimonio homosexual, que las parejas homosexuales sean las primeras en la lista para adoptar, la legalización de la marihuana, sindicalización de las fuerzas armadas, canje de territorio chileno por boliviano y el traspaso al Estado;  de la educación, de la salud, de la previsión y de todos los servicios públicos.


Ya lo dijimos, y ahora todos lo tienen presente, el Frente Amplio no solo son las propuestas que señalamos, el Frente Amplio postuló a uno de sus líderes a la alcaldía de Valparaíso, y contra todo pronóstico, le ganó a DJ Méndez de la NM y a Jorge Castro de Chile Vamos que postulaba a la reelección. El frenteamplista Jorge Sharp asumió la alcaldía el 11 de diciembre del año 2016, es decir, lleva medio año gobernando, tiempo suficiente para hacer una evaluación de su gestión y hacer una proyección de lo que sería un gobierno del Frente Amplio a nivel nacional. Primero, la opinión del porteño, es que la vida ya no es la misma, ahora los delincuentes se están enfrentando a balazos en el centro, y a plena luz del día, tanto que el subsecretario Aleuy tuvo que venir, y pedir un fiscal preferente para investigar las balaceras.


Pero lo que ha significado un cambio radical en Valparaíso, es el establecimiento abrupto y rígido del Estado Laico. Los pastores evangélicos de Valparaíso estaban acostumbrados a reunirse con el alcalde Jorge Castro de la UDI, a usar las dependencias del edificio consistorial para ceremonias, más aún, desde hace varios años existía un Capellán Evangélico, que era escogido por el Concejo Municipal. La Municipalidad  apoyaba cada año la celebración del Día Nacional de la Iglesia Evangélica, y desarrolló una exitosa campaña para catalogar a Valparaíso como la capital evangélica de Chile. El alcalde Castro participaba en cuanta actividad evangélica se le invitaba. Todo esto se acabo de golpe, el alcalde Sharp es ateo y laicicista, ignora por completo a los ciudadanos evangélicos de Valparaíso, no recibe a las directivas de las unidades pastorales, jamás ha conversado con el capellán evangélico, y que la comuna sea la capital evangélica de Chile y el lugar donde ocurrió el hecho sociológico más relevante de la historia nacional como fue el avivamiento pentecostal, ni siquiera lo sabe.

 

 

Inmigrantes para construir sociedad
Una propuesta societal cristiana que privilegie el interés nacional

noticia629

 

En el anochecer del día 31 de marzo pasado, los medios de comunicación informaron que dos hombres de nacionalidad colombiana, estando en el interior de un vehículo, ubicado a pocas cuadras del Palacio de La Moneda sede del Poder Ejecutivo, fueron acribillados a balazos. Las victimas fueron baleadas al menos en siete ocasiones, sin que se produjera ruido, pues los criminales usaron armas con silenciadores. Personal de la policía uniformada y de la PDI  presumen que sería un ajuste de cuenta entre bandas extranjeras que trafican drogas. Después de estos meses, es seguro que no hay detenidos, tampoco sospechosos, porque se trata de criminales profesionales extranjeros, que están acostumbrados y saben como hacer las cosas para no ser jamás descubiertos. Este horrible crimen, que se sepa impune hasta el momento, constituye el macabro aviso, que han llegado al país, inmigrantes que no vienen a estudiar, que no vienen a trabajar, que no vienen a hacer familia, sino que han venido a destruir, trayendo su venenosa mercadería y sus criminales métodos de presión.

Nos alegra que el discurso de Donald Trump haya inspirado al Senador Manuel José Ossandón, al expresidente Piñera, al gobierno y a la clase política a enfrascarse para meterle tijera al  problema que origina la inmigración criminal. El Departamento de Extranjería informa que viven en el país  470.000 extranjeros, y entendemos que se trata de inmigrantes legales, que están registrados, identificados, el gobierno sabe donde viven y lo que hacen, pero, también nos hacemos las siguientes preguntas: ¿Hay inmigrantes ilegales? ¿Estimativamente cuántos? ¿El gobierno tiene alguna idea de esto? Nuestro país tiene largas fronteras terrestres con Argentina, Perú y Bolivia y solo unos cuantos pasos habilitados y miles de kilómetros por donde puede entrar cualquiera, esto sin contar, las facilidades que otorga el inmenso mar y el espacio aéreo. No hay dudas, en nuestro país, debe haber ciento de miles de inmigrantes ilegales, que por el solo hecho de serlo, están delinquiendo, porque, entrar el país por un paso no habilitado, es delito.

Nos alegra la propuesta del Senador Ossandón, del expresidente Piñera, y que del gobierno se haya filtrado que tiene la intención de reformar la Ley Nº 1.094 que establece normas sobre los extranjeros en Chile, y que fue expedida por la Junta de Gobierno el año 1975. En cuanto a las tajantes opiniones de muchos, que rechazan asociar la inmigración a la delincuencia, decimos que mientras no se descubra el tamaño de la inmigración ilegal y su relación con el narcotráfico y el crimen, son simples expresiones neófitas. Cuando la primera autoridad dice que los inmigrantes son un aporte al país, se está refiriendo a la inmigración legal, a los extranjeros documentados, pero la delincuencia no la originan ellos, y no creo que sean legales los extranjeros que acribillaron a balazos a los colombianos cerca de su oficina el pasado 31 de marzo a las 20,00 horas. Ella se está refiriendo a los que nos llaman para vendernos planes de telefonía, a los que contestan cuando llamamos para reclamar a la operadoras de internet y televisión por cable. Pero, los inmigrantes ilegales deben ser deportados inmediatamente.

Contribuimos al debate entregando una propuesta que se inspira en los fundamentos de nuestro proyecto societal cristiano. Dado que nuestro país adolece de una Política de Población, la procreación es insuficiente para reemplazar las muertes, aumenta la longevidad y crece la profesionalización de los chilenos, es necesario recurrir a la inmigración, Chile lo hizo en el siglo XIX y los ingleses y alemanes protestantes que llegaron le cambiaron el destino a la sociedad. Proponemos una política de inmigración que explique a Chile, que detalle las áreas de producción que requieren personal, especialmente los proyectos alejados del centro geográfico. La idea incluye una oficina parecida a Pro Chile que promueva al país con el objetivo de invitar a radicarse. Que los interesados llenen el formulario y que la agencia seleccione a los que vengan para quedarse. La estrategia no apunta al establecimiento de colonias, sino a conseguir nuevos chilenos. Se favorecerá a los interesados que tengan una familia constituida y que pertenezcan a una denominación evangélica en su país de origen.

 

Con el Nuevo Ciclo Político
Convergencia y confrontación

 

Presentación

Nuevo Ciclo Político se denomina al periodo histórico que parte con el gobierno de la Nueva Mayoría, o ex Concertación, encabezado por la presidenta Michelle Bachelet. Le llaman así, porque proyectan realizar profundas trasformaciones políticas y económicas como, redactar una nueva Constitución Política, que revierta y sepulte definitivamente la ideología del gobierno militar, y, cambiar el modelo de desarrollo económico aplicado en el país. El Nuevo Ciclo Político empezará con una reforma tributaria que elevará los impuestos para financiar una reforma educacional que conceda educación superior gratuita. De qué pensamos sobre el Nuevo Ciclo Político, del nuevo gobierno, y de cómo confrontaremos el curso de las acciones que se impulsen y generen en el Nuevo Ciclo Político, y qué haremos para que trascienda la visión cristiana en el país, es lo que expresamos en este artículo editorial, que constituye nuestra hoja de ruta.

Para todos está claro, que nuestra axiología evangélica, es la que nos inspiró para apoyar con entusiasmo la opción presidencial de Evelyn Matthei. Ella prometía crear seiscientos mil empleos en cuatro años, no patrocinar proyecto legislativo alguno que atente contra la vida y la familia fundada en el matrimonio normal y tradicional. La otra opción (que resultó ganadora), prometía en su Programa de Gobierno, fortalecer el Estado Laico, suprimir de la ley y de las reglamentaciones relativas a los poderes del Estado toda referencia a juramentos, libros o símbolos de índole religiosa. También prometía, reconocer el derecho a la identidad sexual, la orientación sexual y los derechos sexuales y reproductivos de las personas, es decir, promovía el aborto a todo evento. Y sobre el AVP, Acuerdo de Vida en Pareja, propuesto por el gobierno de Piñera, afirmaba que era, “insuficiente y no constituye un mecanismo de solución “integral” a los problemas de las uniones heterosexuales y homosexuales. Por ello, para las parejas que no optan por el matrimonio propiciaremos una regulación alternativa, que otorgue derechos y protección integral a los convivientes en sus relaciones mutuas personales y patrimoniales. Sin perjuicio de esto, como lo establecemos en el capítulo de Igualdad y no Discriminación convocaremos a un debate abierto, con participación amplia para la elaboración y posterior envío de un proyecto de ley de matrimonio igualitario” (Extracto del Programa de Gobierno),

No obstante la claridad del Programa de Gobierno, la expresidenta aclaró en los debates que esta frase estaba mal redactada, y que se debía entender que el objetivo verdadero que se perseguía, era “asegurar la libertad de culto, donde no haya solo una religión que predomine”. Ella afirmó que “era falsa la campaña del terror diciendo que vamos a sacar las cruces, las biblias, queremos que haya igualdad de trato.” (Para católicos y evangélicos). La expresidenta ganó legítimamente la elección, obtuvo un alto porcentaje de los votantes, sin embargo, estimamos que el tamaño de la abstención, obliga a ejercer un gobierno moderado, que mantenga las bases fundamentales del sistema político y económico, que claramente no incomodan a los millones de abstinentes, ya que si no fuera así, habrían salido a votar, y los abstinentes, cuantitativamente, son la inmensa mayoría del país. En el tema de la igualdad religiosa que procura, tendrá la oportunidad de demostrar el valor de las aclaraciones que hizo públicamente, transfiriendo a las iglesias evangélicas, sino el equivalente, por lo menos el treinta por ciento de los recursos económicos que el Estado le entregó a las iglesias católicas para que reparen y remodelen sus templos después del sismo del 27/F. El gobierno pasado ha entregado a las iglesias católicas del país, miles de millones de pesos, para reparaciones, remodelaciones y mantenciones de sus edificios. Para que haya igualdad de cultos y no haya una religión que predomine, es justo y necesario, que el Estado, también entregue a las iglesias evangélicas, miles de millones de pesos, para que reparen, amplíen y construyan nuevos templos en todo el país.

 

 

Reforma Educacional

Partimos por declarar que apoyamos decididamente la reforma tributaria que sea necesaria para otorgar educación gratuita y de calidad, desde el nivel prebásico al universitario. Esta categórica definición surge de nuestra concepción evangélica acerca del gobierno, la economía, la educación y del trabajo, que en términos generales se puede expresar en los siguientes conceptos: El deber fundamental del gobierno es ayudar a los pobres a salir de la pobreza. El desarrollo económico del país debe estar orientado principalmente a la eliminación de la pobreza. La política pública más certera para eliminar la pobreza es la creación de empleos. La educación tiene que presentarse como un medio y no como un fin, el énfasis debe ponerse en adquirir un oficio o una profesión, y no en el estudio. La felicidad no está en estudiar en tal o cual universidad, está en ejercer un oficio o profesión. Para garantizar el conocimiento de un oficio o una profesión para los pobres, el Estado debe promover la creación de centros de formación técnica, institutos profesionales y universidades gratuitas en todo el territorio nacional. El Estado no puede seguir generando años tras años, cientos de miles de egresados de cuarto medio para abandonarlos a la suerte, debe entender y extender su deber educacional más allá, y generar cientos de miles de titulados como auxiliares, asistentes, maestros, operadores, técnicos y profesionales, y estimularlos para seguir perfeccionándose, una vez incorporados al mundo del trabajo.

Inspirados en nuestra axiología evangélica, rechazamos toda pretensión estatal por apropiarse de los actuales centros educacionales privados del país, puesto que ellos atienden a todas aquellas personas que pueden contribuir a costear su educación, y que por lo tanto, generan un ahorro al erario nacional. Más aún, alentamos al gobierno a extender el mismo sistema de subvenciones a los centros de formación técnica, institutos profesionales y universidades particulares, siempre que estas organizaciones establezcan como objetivo fundamental formar gratuitamente técnicos y profesionales a personas catastradas como pobres. Apoyamos la administración particular de los actuales centros educacionales del país, y favorecemos la extensión del mismo sistema de subvenciones a los centros de formación técnica, institutos profesionales y universidades privadas existentes, por la siguiente razón: Estamos convencidos que, las presiones para estatizar toda la educación, son motivadas exclusivamente por el interés de imponer la siguiente ideología progresista.

Un Estado Laico construye un currículo laicista y desarrolla una educación laicicista. Este tipo de educación eliminará la influencia eclesiástica y la enseñanza religiosa, lo que permitirá y propiciará el avance del secularismo y del ateismo, con lo que se crearán las condiciones óptimas para la dominación del progresismo con su estructura ósea, que es el liberalismo. El liberalismo consiste en la promoción y legalización de nuevos tipos de libertades, como las ligadas a la identidad y actividad sexual, la que se traduce en reconocer y conceder derechos a los homosexuales para legalizar sus convivencias, para contraer matrimonio y para adoptar niños. Reconoce y concede el derecho a terminar con el embarazo, no solo por razones terapéuticas, sino a todo evento y hasta varias semanas después de la concepción. Introduce en la administración de la salud, un nuevo estatuto de derechos para los pacientes que incluye “la muerte digna”, es decir, la eutanasia.

En cuando a las especificaciones de la reforma educacional que se persiguen, nuestro trabajo estará dirigido a pedir la aplicación inmediata de la gratuidad universal, y no en el interminable periodo de seis años, las familias chilenas no pueden seguir esperando. Asimismo, pediremos la inmediata y total condonación para todos los alumnos endeudados que estén estudiando. En relación al nuevo Sistema para la Acreditación, tanto institucional como por carreras, presionaremos para que sea gratuito y patrocinador, es decir, la Agencia debe asesorar al solicitante, hasta que los proyectos, planes y programas que se les presenten, obtengan la aprobación. Repudiamos el actual sistema dictatorial de acreditación, que no solo rechaza, sino que permite el escarnecimiento mediático del reprobado. Propiciamos un sistema educacional, en el cual el Estado, el gobierno, el ministerio de educación, y todas la agencias relacionadas, no solo sirven gratuitamente a todos, sino que también patrocinan a todos los que se involucran en la educación, ya sea estudiantes, apoderados, profesores y emprendedores. En esta misma línea, pediremos el inmediato cese del financiamiento compartido, el que debe terminarse para las familias y pasar a ser asumido por el Estado.

 

Nueva Constitución

La propuesta de redactar una nueva Constitución, la estimamos un abuso y un engaño de proporciones. Un abuso porque el único antecedente previo que vemos, corresponde a unos rayados murales del año 2011, hechos por estudiantes secundarios en toma, indudablemente dirigidos por políticos adultos, pidiendo entre otras cosas, una nueva Constitución, porque los líderes, miembros y adherentes de la Concertación, quedaron muy satisfechos con las reformas del año 2005, solemnemente presentadas por el Presidente Ricardo Lagos con las siguientes palabras: “Este es un día muy grande para Chile. Tenemos razones para celebrar. Tenemos hoy por fin una Constitución democrática, acorde con el espíritu de Chile, del alma permanente de Chile, es nuestro mejor homenaje a la independencia, a las glorias patrias, a la gloria y a la fuerza de nuestro entendimiento nacional”. Por estas declaraciones del Presidente Lagos, es que hablamos de un engaño de proporciones. Ahora, es cierto que algunos políticos, siguieron insistiendo en una nueva Constitución, pero fueron los menos, y sus voces fueron acalladas por el mayoritario silencio concertacionista.

Los evangélicos, que somos casi cuatro millones de chilenos, jamás hemos pedido una nueva Constitución. La única solicitud de carácter constitucional que hemos hecho, la presentamos al Presidente Sebastián Piñera, pero nunca fue seriamente considerada, y clamaba por una reforma al inciso 4 del Artículo 1, con esta redacción: “Es deber del Estado resguardar la seguridad nacional, dar protección a la población y a la familia y al matrimonio entre un hombre y una mujer, propender al fortalecimiento de estos, promover la integración armónica de todos los sectores de la Nación y asegurar el derecho de las personas a participar con igualdad de oportunidades en la vida nacional

Sobre la Constitución Política de la República de Chile actualmente vigente hemos escrito y mantenemos la siguiente opinión: La Constitución Política de la República de Chile de 1980fue sometida aplebiscitoel miércoles 11 de septiembrede 1980. El resultado oficial fue de 4.204 897 votos para la opción "Sí" (67,04%), y 1.893 420 votos para la opción "No" (30,19%), es decir, fue aprobada por mayoría absoluta. La Constitución fue promulgada “en el Nombre de Dios Todopoderoso” el 21 de octubre del mismo año. La Constitución Política de 1980, ha sido reformada 15 veces; en 1989, 1991, 1994, 1997, 1999, 2000, 2001, 2003, 2005, 2007, 2008, 2009, 2010, 2011 y 2012. La reforma más contundente y significativa fue la del año 2005, se borró el nombre de Augusto Pinochet y en su lugar se escribió el de Ricardo Lagos Escobar. El Presidente Lagos promulgó esta reforma diciendo: “Este es un día muy grande para Chile. Tenemos razones para celebrar. Tenemos hoy por fin una Constitución democrática, acorde con el espíritu de Chile, del alma permanente de Chile, es nuestro mejor homenaje a la independencia, a las glorias patrias, a la gloria y a la fuerza de nuestro entendimiento nacional”.

Desde el punto de vista evangélico, hay que resaltar los dos elementos supremos que estuvieron presentes en la generación de la Constitución Política de 1980, el primero: Cuando la Comisión Ortúzar empezó a redactar el proyecto constitucional, estableció entre las bases filosóficas del texto que; “La doctrina marxista encierra un concepto del hombre y la sociedad que lesiona la dignidad espiritual del ser humano y atenta en contra de los valores libertarios y cristianos que son parte de la tradición nacional” (Sesión 2ª).   Por lo tanto la nueva Constitución se construirá sobre “el concepto filosófico del hombre y la sociedad, basado en los principios de la civilización cristiana” (Sesión 10ª). En la 22ª Sesión se decía que “En el primer párrafo del documento, se afirma que la estructura constitucional descansará en la concepción humanista y cristiana del hombre y de la sociedad” El segundo elemento, tiene que ver con la promulgación, una vez aprobada la Constitución Política de 1980, esta fue promulgada “Invocándose el Nombre de Dios Todopoderoso”

No obstante los dos buenos elementos destacados que son; (1) fue construida sobre el fundamento cristiano, y (2) fue promulgada en el Nombre de Dios, los líderes evangélicos se han desvelado trabajando por una reforma constitucional tendiente a incluir en el texto, que la familia se funda en el matrimonio entre y una mujer. Esta especificación, grabada en el artículo 102 del Código Civil, estuvo todo el tiempo en la mente de los miembros de la Comisión Ortúzar cuando redactaban la Constitución, sin embargo, no estimaron que era necesario repetirla, ya que jamás imaginaron el matrimonio homosexual. Para nosotros los evangélicos (de Chile Cristiano) esta Constitución es buena, y con la reforma explicativa sobre la familia, sería perfecta. Esta es una Constitución Cristiana, la reconocemos como tal y la defenderemos fervorosamente.

Para nosotros, los evangélicos de Chile Cristiano, está meridianamente claro, que la construcción de la nueva Constitución, jamás se fundará en los “valores cristianos”. La nueva Constitución se fundará en concepciones antropológicas y sociológicas “progresistas”, es decir, anticristianas:   Fortalecerá el Estado Laico, para suprimir de la ley y de las reglamentaciones relativas a poderes del Estado toda referencia a juramentos, libros o símbolos de índole religiosa, y asegurará los derechos sexuales y reproductivos, que permitirán el aborto a todo evento, el matrimonio homosexual con adopción y la eutanasia.

En consecuencia, nuestro trabajo estará orientado a destacar el fundamento cristiano de la actual Constitución Política, denunciar el fundamento progresista con todas sus implicancias, que tendrá la nueva Constitución, a pedir, que la idea de legislar sea secundada por toda la ciudadanía en un referéndum, y a pedir, que la nueva Constitución sea sometida votación, conjuntamente con la actual.

 

Trascendencia

El Nuevo Ciclo Político, deberá ajustarse a dos potentes realidades; los abstinentes son la inmensa mayoría del país y ellos no están incómodos con el status quo, y por eso es que no sintieron la necesidad de salir a manifestarse electoralmente, y segundo, los progresistas serán cada vez menos en el país, por la sencilla y empíricamente comprobada estadística, que los evangélicos crecemos numéricamente cada día, y que con este crecimiento, serán cada vez muchos más los que se opongan a la legalización de valores anticristianos. Los chilenos deben saber, que hay una profecía para el país, que se está cumpliendo lenta, pero inexorablemente: “Chile Será Para Cristo”

Usaron de astucia

 

Josué 9: 3 - 6

Pero cuando los habitantes de Gabaón oyeron lo que Josué había hecho a Jericó y a Hai, usaron de astucia. Fueron y se proveyeron tomando sobre sus asnos costales viejos, odres de vino viejos, rotos y remendados, sandalias viejas y remendadas en sus pies, y ropa vieja sobre sí. Y todo el pan de que se habían provisto para el camino estaba seco y mohoso. Así fueron a Josué, al campamento en Gilgal, y le dijeron a él y a los hombres de Israel.

 

La política exterior es el más poderoso instrumento para alcanzar el desarrollo económico. Un país que no posee recursos naturales, financieros y tecnológicos puede lograr el crecimiento que lo conduzca al desarrollo, si diseña y ejecuta una política exterior astuta. La apertura y hospitalidad a la llegada de ingenieros y técnicos extranjeros, la seriedad y administración idónea de las inversiones que traigan y la disposición a permitir la penetración de la cultura, son los principios fundamentales para construirla. Un país pobre puede cerrarse a la globalización y a la mundialización, pero está opción lo condenará a la miseria y a la larga, a la desaparición. Son tantos los países que brotan como ejemplos de estas opciones políticas. Para fortuna de los pueblos, la mayoría de los países del mundo han tomado el camino de la inserción en el mundo. Lamentable y dolorosamente para su población, algunos gobiernos han decidido cerrar sus fronteras al conocimiento y al desarrollo moderno. Se trata de pueblos que viven en la ignorancia y sufren la hambruna. No es política ficción señalar que estos países desaparecerán del escenario mundial, porque no se puede vivir eternamente de la ayuda humanitaria.

Leer más...

Página 2 de 2


Online (15 minutes ago):23

2016. Chile Cristiano. Todos los derechos reservados.
Se autoriza la reproducción, total o parcial, de lo publicado en este sitio con sólo indicar la fuente

 

Go to top