Presidencializar el plebiscito 
y norteamericanizar el COVID-19

Imagen956

 

Está clara la postergación del plebiscito, no es la Voluntad de Dios que se haga el domingo 26 de abril, y exhortamos, tanto a los dirigentes políticos oficialistas, como a los de oposición, a no encapricharse ni exigir la realización, porque ninguno está, ni puede asegurar, quien lo va a ganar. Con la victoria de la opción Rechazo, no solo Allende, Altamirano, Baltra y Aniceto Rodríguez, van a ser varios los que se van a revolcar en sus tumbas, y muchos los que no serán perdonados por el extinto Presidente, según lo anticipó don Camilo, y con la victoria del Apruebo, no solo pierden los empresarios y los ministros del Culto, los detractores de la primera línea y de los alcaldes y exalcaldes. Las encuestas que dan ganador al Apruebo dijeron que Guillier sería Presidente, y las encuestas que dan ganador al Rechazo dijeron que Piñera ganaría en primera vuelta. Tanto para los oficialistas, para las cuatro oposiciones, como también para toda la opinión pública, nuestra recomendación es presidencializar el plebiscito y norteamericanizar EL COVID-19 para nuestros compatriotas.

El domingo 21 de noviembre del año 2021 hay elecciones presidenciales, y la propuesta es que los partidarios del Apruebo postulen un candidato que prometa hacer una nueva constitución partiendo de cero si es que gana, y los partidarios del Rechazo postulemos un candidato que prometa reformar la Constitución. De esta manera, el gobierno y el país se entregan de lleno a enfrentar la emergencia sanitaria, y tener unas elecciones sanitas de alcaldes, concejales y gobernadores. Si se encaprichan y presionan para plebiscitar, van a tener que incluir entre los derechos sociales, que el Estado tenga la obligación de poner una flor en la tumba de los chilenos caídos por el COVID-19, que serán muchos, si el gobierno deja de lado la pandemia, por atender el referéndum. Escoger un candidato presidencial no será difícil para la oposición, para la gente del Apruebo, tienen varios precandidatos para las primarias, Lavín, Ossandón, Jadue, Sánchez y Kast, tampoco lo será para la gente del Rechazo, está Allamand, pero sobre todos don José Antonio. Esta fórmula le ahorra al país 210 mil millones de pesos

 

Cuando proponemos norteamericanizar el COVID-19, estamos pensando en el porcentaje de pobres que hay en nuestro país, según las estadísticas oficiales, y en la decisión del Presidente Donald Trump de enviar a cada estadounidense la cantidad de mil dólares para ayudarlos a enfrentar la cuarentena que les impedirá trabajar. En el caso chileno, los pobres ya están sin trabajo, no por causa del Coronavirus, sino por la acción de la primera línea, que destruyó veinte mil pymes. En el caso chileno, es para ayudarlos a comprar los artículos de primera necesidad para alimentarse durante la cuarentena, porque duele el corazón cuando vamos al supermercado, y vemos a los chilenos del segmento A, B, C1, C2 y C3 llenar y llenar carros para abastecerse, y los pobres no pueden hacerlo, y sus vidas son tan valiosas como las de todos. El secretario del Tesoro de USA, dijo este martes, que la administración de Donald Trump está presionando para enviar pagos directos a los trabajadores estadounidenses ahora, y no dentro de las próximas dos semanas.

 

En cuanto a la tunante idea de soslayar el plebiscito, para pasar a elegir de inmediato al órgano constituyente, que están proponiendo los partidarios del Apruebo, no la rechazo, al contrario, me animo a perfeccionarla, haciendo un aporte que es, institucional, democrático y económico, justo y necesario para estos tiempos de luto por los connacionales que está cayendo por el COVID-19. El domingo 21 de noviembre del 2021, se elegirá al nuevo Congreso Nacional, que esperamos que está vez sea nuevo, es decir, sin ninguno de los que ya han estado allí por décadas, siendo reelegidos por supuesto. Que los más talentosos, de los nuevos diputados y senadores, unidos en una sola comisión Constitución, redacten un nueva Constitución, que recoja lo más rico de la producción jurídica de los 210 años de historia republicana chilena, y la embetunen con lo mejor de la legislación comparada. Aprobada por las dos cámaras y enviada al Presidente de la República, este la promulga, si es que el Congreso, no pide que sea ratificada por los electores.

2020. Chile Cristiano. Todos los derechos reservados.
Se autoriza la reproducción, total o parcial, de lo publicado en este sitio con sólo indicar la fuente

 

Volver