La ideología detrás de los gigantes americanos
Donald Trump Presidente de Estados Unidos y Jair Bolsonaro Presidente de Brasil

   

Imagen922

 

 

Los gigantes americanos son Estados Unidos y Brasil, por su extensión territorial, por sus poblaciones, por sus economías y por sus ejércitos, también podríamos agregar que lo son, por el tamaño de la fuerza evangélica que poseen. La ideología es la energía que mueve al mundo, la ideología es el motor de la historia, y no hay país en la tierra ajeno. Entendemos a la ideología como, al conjunto de ideas que explican la realidad, y a cuatro, como las ideologías que controlan la humanidad; La ideología progresista, la ideología islámica, la ideología bolivariana y la ideología cristiana, y no es difícil distinguir la territorialidad donde reina cada una. El progresismo desplazó al cristianismo y conquistó Europa, y con Barack Obama estuvo al borde de consolidarse en Estados Unidos, situación que Trump cortó de raíz, y el bolivarianismo se instaló y logró imponerse en Brasil con Lula da Silva, situación a la que Bolsonaro ha llegado para lapidar. Donald Trump y Jair Bolsonaro gobiernan los países más grandes y poderosos de América, y ambos Presidentes son los dos descollantes ejemplares de la ideología cristiana que resurge en América, esta vez de inspiración evangélica, y no católica.

 

Es muy fácil evaluar la eficacia o la productividad de las ideologías, basta mirar los resultados; El mayor logró bolivariano es Venezuela, el mayor logro progresista es Francia y el mayor logro islámico es Irán. Indudablemente la mejor ideología es la cristiana, ha logrado construir al país más rico y poderoso del mundo, al cual todos quieren emigrar, en el cual todos quieren vivir, y del cual ninguno quiere arrancar. Y como de la mano de Trump y Bolsonaro, la ideología cristiana de inspiración evangélica ha llegado para establecerse en América, es conveniente y necesario que se conozca más de ella, tanto por parte de los mismos evangélicos americanos, particularmente chilenos, como por parte de los militantes de los Partidos Políticos de Derecha, y del resto de la gente. Esta ideología cristiana fue conocida antes como Civilización Cristiana Occidental y su establecimiento en América, y especialmente en Latinoamérica, era de inspiración católica, ahora es de inspiración evangélica. Es importante destacar la nueva savia, porque el cristianismo evangélico, es una operación del Espíritu Santo, y es el mejor esfuerzo histórico de restauración de la doctrina de los apóstoles.

 

La ideología cristiana se funda en el evangelio de Jesús, en la doctrina de los apóstoles, en la teología calvinista, en el puritanismo, en el dispensacionalismo y en el pentecostalismo. Y después de esta lista, si alguien cree que se trata solo de religión, está equivocado, porque si bien es cierto, de la ideología cristiana ha surgido una iglesia evangélica poderosa, lo más relevante es la Teoría Política que ha producido, la misma que explica la grandeza de Estados Unidos. Y como el objetivo de este artículo es explicar la Ideología Cristiana en su proyección social y política, partamos por conocer sus postulados fundamentales: El trabajo personal es una misión divina asignada al hijo de Dios, lo redime, y es la evidencia que es un hombre salvo y no un pecador, el que no trabaja es un pecador. La familia es una institución vital, existe para acrecentar la población y perpetuar la raza huma, un hombre elegido es casado y padre de familia, la soltería es pecado. La austeridad en el vivir, ya que la ostentación, los lujos y los gastos superfluos constituyen pecado, y si la riqueza llega, es una señal de la bendición de Dios, que obliga a trabajar más, para multiplica.

 

Y a partir de estos postulados, hay que construir una sociedad en donde el Estado propicie y favorezca el libre emprendimiento para que todas las personas alcancen su mayor desarrollo laboral y familiar, haciendo a un lado todo aquello que lo impida, incluido a sí mismo, a esto se le llama Economía Social de Mercado. La ideología cristiana promueve un aparato estatal influenciado por la biblia, con servidores capaces para formular políticas públicas para todas las áreas, inspiradas a partir de los diez mandamientos. Al Estado deben llegar los mejores y más exitosos miembros de la sociedad, para que usen las virtudes de sus talentos en beneficio de todos. La generación de estos servidores públicos surge del reconocimiento de sus pares, porque en una sociedad cristiana cada persona es un miembro que elige al otro, a esto se le llama Democracia Representativa. Los servidores públicos deben ser evaluados periódicamente, y los que no logren hacer un gobierno que proyecte los diez mandamientos, y no logren que cada vez un mayor grupo de personas deje atrás la pobreza, deben rápidamente ser reemplazados.

 

Y una acción primaria, que caracteriza a un gobierno, que asume inspirado en la ideología cristiana, se refleja desde el primer momento, en su política exterior, y tiene que ver con el trato que le otorga al Estado de Israel. El fundamento detrás de la política exterior de Trump, del Presidente Morales de Guatemala y de Jair Bolsonaro es el dispensacionalismo, uno de los conceptos básicos de la ideología cristiana, y que en lo medular, sitúa a Israel como un actor relevante de la geopolítica escatológica. No es una tontera, y no es una locura, que Trump, Morales y Bolsonaro reconozcan a Jerusalén como la capital de Israel y anuncien el traslado de sus embajadas, estas son decisiones profundamente enraizadas en la ideología cristiana, y tienen como objetivo fortalecer la proyección y la trascendencia de sus países, es decir, son eminentemente nacionalistas, Trump, Morales y Bolsonaro cuando cambian el trato de sus países hacia el Estado de Israel, están pensando y asegurando el bienestar de sus propios países. Obviamente reciben críticas y el levante de hombros, pero de los ignorantes de la ideología cristiana, y por esto es que vimos con mucho agrado la reunión Piñera – Netanyahu.

 

 


Online (15 minutes ago):14

2019. Chile Cristiano. Todos los derechos reservados.
Se autoriza la reproducción, total o parcial, de lo publicado en este sitio con sólo indicar la fuente

 

Go to top