De la Reforma Protestante en Alemania a la Reforma Religiosa en Chile
No es tiempo para reformar la Ley de Cultos

noticia721
Presidente celebra el Día Nacional de la Iglesia Evangélica

 

En la solemne ceremonia, con que se celebró el Día Nacional de las Iglesias Evangélicas en el Palacio de La Moneda el pasado miércoles 31 de octubre, el Presidente Sebastián Piñera dijo a los trescientos pastores reunidos en el Patio de Los Cañones, dos cuestiones relevantes, a nuestro juicio: “Hoy día, recordamos un hecho que cambió la historia, ocurrido hace 501 años, cuando un joven monje alemán de 34 años, Martín Lutero, clavó sus 95 tesis contras las indulgencias en la puerta de la iglesia de Wittenberg, desde esos tiempos, la reforma protestante ha hecho enormes aportes a la vida de los seres humanos en muchos ámbitos, en muchos campos, en mucho lugares.” Y También dijo: “Después de 20 años de vigencia de la Ley de Libertad de Cultos e Igualdad Religiosa, llegó el momento de revisarla. Hemos conversado con muchos de ustedes, y sabemos que hay muchas inquietudes y muchas sugerencias para perfeccionar la ley, y asegurar que en Chile tengamos verdadera libertad religiosa y, además, verdadera igualdad de cultos…” Estas últimas palabras son como el preámbulo del envío al Congreso, de un proyecto de ley para reformar la Ley N° 19.638, pero también pueden constituir, el inicio de un proceso de reversa, que se de evaluar.

 

Nuestro Presidente fue sincero, el desea lo mejor para nosotros, está en su Programa de Gobierno fortalecer la libertad religiosa, escrito en las páginas 172 y 173, pero la reforma de la ley de Cultos, no depende de él, sino de un Congreso, cuyas mayorías están en las manos de la oposición, y que, transcurridos ocho meses de gobierno, la hemos observado decidida a negarle la sal y el agua en distintas materias, actuando con un claro afán obstruccionista, creyendo que al entorpecer las iniciativas del Presidente, perjudicaran su buen desempeño, y por ende, aumentarán sus chances de volver a La Moneda. Estimados obispos y pastores, vean y reflexionen como los diputados de la ex Nueva Mayoría y del Frente Amplio le anuncian al Presidente, que harán añicos su proyecto de Ley de “Aula Segura”, que a nuestro juicio, es la mejor iniciativa para terminar con el desastre de la educación pública, para recuperar los colegios emblemáticos, destruidos por los delincuentes disfrazados de estudiantes. Miren y atiendan al trato que dará la oposición el proyecto de ley para reformar el sistema y mejorar las pensiones, que a nuestro juicio, es una iniciativa responsable y sustentable en el tiempo.

 

Pero las mayorías de izquierda que controlan el Congreso, no solo están amargadas por la abultada cantidad de votos que obtuvo el Presidente en la segunda vuelta, también están molestas con nosotros los evangélicos, porque saben que somos los responsables de esa victoria, y de todas las demás; de Donald Trump en los Estados Unidos y de Jair Bolsonaro en Brasil. La Ex Nueva Mayoría y el Frente Amplio están enojados con los evangélicos, recuerden como actuaron sus dirigentes en contra del Bus de la Libertad, consideren que nos tratan de ignorantes, homofóbicos, cavernarios, cuando se discuten las leyes valóricas. No hay dudas, que fue gente de la izquierda en TVN las que boicotearon la transmisión del Tedeum Evangélico. Es muy fácil darse cuenta, que la izquierda ideológica, no está disponible para mejorar la ley de Cultos, sino todo lo contrario. En el momento mismo que ingrese un proyecto de reforma a la ley de Cultos, ellos se sobaran las manos, y van a aprovechar sus mayorías para cercenarlo, y van a presentar indicaciones para conocer los movimientos de tesorería de las Entidades de Derecho Público, y quién sabe si establezcan algún tipo de obligación tributaria cuando los ingresos superen cierta cantidad, y quién sabe, si incluso sugieran una especie de sueldo tope, para los pastores.

 

Es cierto, la Ley N° 19638 de Cultos, necesita un par de mejoras, pero, a nuestro juicio, no se lograran con este Congreso, es necesario esperar un Congreso más proxy al pueblo evangélico, el que se conseguirá en las elecciones de Noviembre del año 2021. No hay dudas, para el próximo Congreso la Bancada Evangélica de la Cámara de Diputados aumentará a siete u ocho parlamentarios, y la Cámara alta tendrá cuatro senadores evangélicos. Y de lo que no hay duda alguna, la izquierda perderá sus mayorías en ambas Cámaras, y el próximo Presidente de la República también será cristiano, y entonces, llegará el momento político para perfeccionar, mejorar y fortalecer la ley de Cultos, para redactar el Estatuto del Ministro de Culto, y para incorporar a las organizaciones religiosas como susceptibles de ser objeto de donaciones con beneficios tributarios en la Ley Unica de Donaciones, y para sustentar la ley, la creación de la Subsecretaria de Asuntos Religiosos. No puede ser que la ONAR, que tiene la misión de representar al gobierno frente a todas las entidades religiosas de Chile, que tiene la misión de asesorar al Ejecutivo en materias que se relacionen con el ejercicio igualitario de la Libertas de Culto en el país, solo exista en Santiago.

 


Online (15 minutes ago):44

2019. Chile Cristiano. Todos los derechos reservados.
Se autoriza la reproducción, total o parcial, de lo publicado en este sitio con sólo indicar la fuente

 

Go to top