Chile a Bolivia: Jamás cesión territorial con soberanía
Corredor soberano boliviano: Puerta de entrada al terrorismo iraní

noticia707

 

 

Bolivia y la República Islámica de Irán firmaron un Pacto Militar, cuando el presidente Mahmud Ahmadinejad visitó el país altiplano en junio del año 2012. Este Tratado de Asistencia Militar ofrecido por el entonces ministro de Defensa iraní, general Ahmad Yahidi durante una visita a La Paz en el año 2011,  fue aceptado por Bolivia en un momento álgido de su rivalidad con Chile, por el tema de la mediterraneidad. Como todo Tratado Militar, es de asistencia reciproca, es decir, obliga a ambas naciones a salir en apoyo de la otra, en caso de guerra. Y en este caso, conviene recordar la arenga, las belicosas palabras expresadas por el Canciller Boliviano David Choquehuanca, quien dijo hace menos de dos años atrás: “Estoy dispuesto a derramar sangre, a pelear para recuperar lo que es nuestro, para reclamar nuestro derecho”, cuando acusó, que las aguas del río Lauca, fueron desviadas a territorio chileno.


Y la República Islámica de Irán no solo apoya a Bolivia en su conflicto con Chile, también la apoya generosamente con recursos para construir y mantener la Escuela de Comando Antiimperialista “General Juan José Torres Gonzáles, una institución militar que impartirá a los altos mandos oficiales, una doctrina antiimperialista, para combatir lo que considera un dominio cultural, ideológico y político de los Estados Unidos en Latinoamérica. El mismo Morales explica que el objetivo es, “construir un pensamiento que permita enfrentar el dominio cultural, ideológico, político y económico del imperio y su estructura capitalista y lograr así la verdadera liberación de los pueblos. Dice que será “un espacio institucional de discusión, de conocimiento y de construcción de un pensamiento anticolonial, anticapitalista, antiimperial, orgánico, que permita la solidaridad entre Fuerzas Armadas y movimientos sociales”.


Exceptuando al canciller David Choquehuanca, que se sepa públicamente, nadie en Bolivia ha hablado de guerra, incluso el Presidente Evo Morales siempre recuerda que la Constitución de su país prohíbe la guerra, sin embargo, la situación con la República Islámica de Irán es totalmente distinta, ya que se trata de un país agresivo, belicoso, que frecuentemente amenaza con destruir al Estado de Israel, y de hecho ha anunciado que en 10 años desaparecerá la “entidad sionista” como le llaman a Israel. Y está claro, que su intromisión en la guerra civil siria, tiene el objetivo de expandir su revolución chiita, y abrir un corredor por donde trasladar armamento para la facción terrorista Hezbolá en el Líbano, que se sabe, cuenta con cien mil misiles dirigidos a territorio israelí. También está probado, que Irán financia y apertrecha a los terroristas de Hamás, que gobiernan la Franja de Gaza.


La República Islámica de Irán también ha extendido sus tentáculos venenosos muy cerca de nosotros, masacrando cientos de vidas y destruyendo todo alrededor. Asesinos entrenados y financiados por Irán atacaron la Embajada de Israel en Buenos Aires el martes 17 de marzo de 1992, matando a 22 diplomáticos e hiriendo a otros 242. Dos años después, el lunes 18 de julio de 1994, con un coche bomba atacaron el edificio de la Asociación Mutual Israelita Argentina, matando a 85 personas e hiriendo a otras 300. Se trata de los actos terroristas más sanguinarios, ocurridos en el continente, antes de la destrucción de los Torres Gemelas en el año 2001, a cargo de terroristas con la misma odiosidad religiosa de los iraníes. Actualmente la Argentina persigue a criminales iraníes por estos ataques. Y en estos días, la expresidenta argentina Cristina de Kirchner está siendo requerida por la justicia, acusada haber protegido a cinco iraníes, que perpetraron los atentados.


Ceder un territorio con soberanía a Bolivia, como lo pide el excandidato presidencial de la Nueva Mayoría senador Alejandro Guillier, los diputados comunistas, los parlamentarios del Frente Amplio y el alcalde Sharp de Valparaíso, sería como establecer una zona franca para que los socios iraníes del Presidente Morales, puedan ingresar terroristas y pertrechos militares, con los que puedan atacar los intereses israelitas y estadounidenses en el conosur, y tratar de llegar hasta Guatemala, para vengar el reconocimiento y traslado de la embajada a Jerusalén, que determinó el Presidente Jimmy Morales. ¿Alguien de los generosos, asegura que los iraníes no aprovecharán el puerto boliviano para sus objetivos chiitas? ¿Alguno de los generosos, puede asegurar, que los bolivianos rechazarán los petrodólares iraníes, los mismos que no rechazó la expresidenta argentina?.

 


Online (15 minutes ago):73

2016. Chile Cristiano. Todos los derechos reservados.
Se autoriza la reproducción, total o parcial, de lo publicado en este sitio con sólo indicar la fuente

 

Go to top