Cuando la gente pasa a segundo plano
30 minutos de alabanzas, ¿se justifican?

noticia700

 

Sucede que en el cierre de  su Campaña don Alejandro Guillier, ocupó los primeros treinta minutos de su discurso para alabar a don José Mujica, el expresidente del Uruguay que vino al país para apoyar su candidatura. Literalmente la gente pasó a segundo plano, no se cuantas personas llegaron hasta  la plaza de la Ciudadanía, afuera del palacio de La Moneda, no sé cómo se sintieron todas esas personas, pero durante largos minutos solo escucharon alabanzas tras alabanzas a pepe Mújica. Fueron tantas las alabanzas, que le televisión enfocaba y volvía a enfocar a este caballero. La gente que asistió al evento no fue la protagonista de la fiesta, no fue la receptora del mensaje, no fueron los soberanos escuchando a alguien que quiere servirles.

 

30 minutos de alabanzas ¿se justifican? ¿Tiene tantos méritos como para que el candidato Alejandro Guillier le exalte hasta deificarlo políticamente?  ¿Quién es don pepe Mujica? Si, ya sabemos que es un gran admirador, que apoya a Nicolás Maduro presidente de Venezuela, también sabemos que tiene un corazón muy generoso, quiere darle nuestro mar a Bolivia. Pero, lo que encontré en el google me sacudió, el periodista Carlos Vilchez Navamuel dice: “muchos ignoran que el señor Mujica tuvo una vida pasada oscura, de violencia, asesinatos y cárcel, y fue junto con Raúl Sendic fundador del Movimiento de Liberación Nacional, más conocido como los Tupamaros, y que en total, Mujica pasó casi 15 años de su vida en prisión”.

 

La periodista uruguaya María Urruzula en su libro titulado:  “Eleuterio Fernández Huidobro, sin remordimientos” informa “que el movimiento de Participación Popular (MPP), que es el sector político del expresidente José Mujica, luego de la vuelta a la democracia en 1985, se financió mediante asaltos a bancos y empresas en las décadas de 1980 y 1990”. Agrega la autora que, “el MPP se financió mediante las “tupabandas”  (denominadas así porque la mayoría de sus integrantes eran tupamaros), que cuando fueron arrestados, la Justicia les probó cinco rapiñas a bancos, a una camioneta que trasladaba caudales y a un local descentralizado de pagos del Banco de Previsión Social. Durante nueve años le entregaron US$20 millones a la organización”.

 

Y un tema que siempre nos interesa, dice don Pepe Mujica de sí mismo: “No tengo religión, pero soy casi panteísta; admiro la naturaleza, la admiro casi como quien admira la magia”. (Los panteístas rechazan que exista un Dios único, ellos dicen que todo es dios, los árboles, las piedras, etc.) Y finalmente es bueno saber que don Pepe Mujica vive libre, porque fue beneficiado por la Ley de Amnistía N° 15.737 del 8 de Marzo de 1985, que decretó la amnistía de todos los delitos políticos, comunes y militares”.  Después de conocer toda esta información, se puede responder la pregunta inicial: 30 minutos de alabanzas ¿se justifican? No se justifican. ¿Y pensar que el candidato puso en segundo plano a la gente, para dedicarse a alabar a don pepe Mujica.

 


Online (15 minutes ago):83

2016. Chile Cristiano. Todos los derechos reservados.
Se autoriza la reproducción, total o parcial, de lo publicado en este sitio con sólo indicar la fuente

 

Go to top