Nos fue bien, ellos ninguno, nosotros ganamos dos.
La advertencia que nos hace la coyuntura política

Imagen659

 

Si consideramos que los valores son encarnados por personas, en este caso por candidatos,  nos fue bien, porque ellos perdieron y nosotros ganamos dos. ¿De qué se trata? En estas elecciones se está jugando el ethos de la cultura occidental cristiana, la nueva cultura autodenominada “progresista” la está desplazado en varias naciones y en nuestro país se está infiltrando lenta, pero paulatinamente. El movimiento homosexual presentó dos candidatos al Congreso Nacional; Oscar Rementería y Luis Larraín y  el movimiento evangélico presentó diez, de ellos ninguno lo logró, de los nuestros llegaron dos; Eduardo Durán y Francesca Muñoz.

 

Sin embargo, las posibilidades que siga ganando  espacios el “progresismo” es muy alta, ya que  personas relevantes del comando de Piñera son favorables al matrimonio homosexual, y una parte del conglomerado detrás de Sebastián Piñera, que es Evopoli, lo incluye en su programa de gobierno. En este escenario antagónico para nuestra aspiración, la única oportunidad que tenemos para defender la familia como la concebimos, es apoyar irrestrictamente a Sebastián Piñera, de la misma manera como lo acaba de hacer don José Antonio Kast, que le ofreció su apoyo incondiciona l.

 

Explico  esto, ya que tres días antes de la primera vuelta, don Sebastián Piñera respondió, a las insistentes presiones de La Moneda, de la Unión Europea y de los periodistas que le pedían  que prometiera legalizar el matrimonio homosexual, diciendo que no lo haría, que su concepción del matrimonio es entre un hombre y una mujer, y que lo único que puede ofrecer es perfeccionar el AUC,  para que adquiera algunos beneficios que tiene el matrimonio. Esta misma respuesta la repitió el domingo 19 en la noche, cuando aclaró que coincidía con la defensa de la familia que hacia don José Antonio Kast.

 

Siempre estoy insistiendo sobre el matrimonio homosexual, porque su legalización en el país, afectará gravemente la libertad religiosa y la libertad de culto en las iglesias, comenzará la persecución de los pastores evangélicos, se quebrará el normal desarrollo de los colegios evangélicos y los profesores cristianos serán despedidos. Los apoderados evangélicos se verán en la obligación de retirar a sus hijos de las escuelas públicas donde estudian gratis, y no tendrán los recursos económicos para matricularlos en los colegios particulares pagados. El matrimonio homosexual terminará con la democracia, como la hemos conocido hasta hoy.

 

 

_____________________________________

 

Domingo 19 de Noviembre del 2017
Misión: Derrotar la ideología anticristiana

 

noticia665

 

La exaltación de la sodomía y el matrimonio homosexual, también el aborto y el Estado Laico,  son parte de una ideología política llamada “progresista”.  Esta ideología progresista es la que sustenta el actual gobierno,  y seis de los ocho candidatos presidenciales, que se definen como de izquierda;  Alejandro Guillier, Carolina Goic, Beatriz Sánchez, Marcos Enrique-Ominami, Alejandro Navarro y Eduardo Artés. Estos seis candidatos izquierdistas,  incluyen en sus programas de gobierno, enseñar la sodomía a partir de los primeros años de vida, y legalizar el matrimonio homosexual, es decir, profundizar las acciones empezadas por este gobierno.


La legalización de estas conductas, provoca automáticamente la persecución de los pastores evangélicos que predican la sana doctrina bíblica, que son la inmensa mayoría en el país,  y la concientización de los menores de edad en la escuela, para que vean como algo normal las relaciones homosexuales. Esta nueva cultura “progresista”,  está aplicándose en Canadá, en varios países europeos y gracias a la victoria electoral de Donald Trump se detuvo en los Estados Unidos. De haber ganado Hillary Clinton, ese país y el mundo entero estarían siendo bombardeados con propaganda homosexual.


La ideología progresista ya comenzó en nuestro país, y estos seis candidatos presidenciales prometen apurar su aplicación, de manera que la misión para los pastores evangélicos está claramente definida, de cara a las elecciones presidenciales del próximo domingo 19 de noviembre. La misión pastoral, es alertar y exhortar a todos nuestros hermanos evangélicos chilenos para que salgan a votar, y lo hagan directamente por cualquiera de los dos candidatos presidenciales que no han sido apañados por el progresismo ateo, como son don Sebastián Piñera y don José Antonio Kast.


Es cierto, no se puede votar por los dos, hay que escoger entre don Sebastián Piñera y don José Antonio Kast, y la pregunta lógica que orienta la personal decisión es: ¿Cuál de los dos tiene más posibilidades de derrotar a la ideología anticristiana del progresismo que representan los seis candidatos de la izquierda?  Como la respuesta salta a la vista, ya que las encuestas le otorgan la posibilidad que gane en primera vuelta,  entonces hay que apoyar a don Sebastián Piñera. Si no sucede así, entonces habrá que prepararse para la segunda vuelta que se realizará el domingo 17 de diciembre, con la única ventaja, que se contará con el apoyo de don José Antonio Kast.

 

 


Online (15 minutes ago):57

2016. Chile Cristiano. Todos los derechos reservados.
Se autoriza la reproducción, total o parcial, de lo publicado en este sitio con sólo indicar la fuente

 

Go to top