Ley N° 19.638, una piedra en el zapato progresista
Si, necesita una reforma, pero todavía no

  

noticia637 

La Ley Nª 19.638, conocida como la Ley de Cultos, se puede comparar con José cuando fue vendido por sus hermanos y llegó como esclavo a Egipto y  con la Reina Ester en el palacio de Susa. José dijo a sus hermanos: “… para preservación de vida me envió Dios delante de vosotros…” (Génesis 45: 5)  Mardoqueo dijo a la Reina Ester: “… para esta hora has llegado al reino.” (Ester 4:14). Uso estos dos ejemplos bíblicos,  para decir, que veo en la Ley Nª 19.638 de Cultos, una obra maestra de la Providencia para proteger, asegurar y fortalecer la predicación y la misión de la Iglesia Evangélica en Chile. Aclaro la tesis diciendo,  que si en Canadá y sobre todo en los Estados Unidos de América hubiera existido una Ley de Cultos, similar a la nuestra, las iglesias y sus miembros no habrían sufrido las multas, el encarcelamiento de predicadores, el acoso y la humillación de que fueron víctimas por parte del gobierno federal presidido por Barack Obama. Si en Estados Unidos hubiera existido una Ley de Cultos como la nuestra, la hermana Kim Davis jamás hubiera sido encarcelada por negarse a casar a homosexuales. Y es que esta divina y bendita ley N° 19.638 tiene un inciso que protege la predicación evangélica y asegura el pleno cumplimiento de la misión de la iglesia.


ARTICULO 7mo.  Inciso C: “En virtud de la libertad religiosa y de culto, se reconoce a las entidades religiosas plena autonomía para el desarrollo de sus fines propios y, entre otras, las siguientes facultades: Enunciar, comunicar y difundir, de palabra, por escrito o por cualquier medio, su propio credo y manifestar su doctrina.”

 

Y para ir directo al punto: La doctrina evangélica, fundada en la Biblia, informa que la homosexualidad es una abominación delante de Dios. Y esta doctrina evangélica, nuestros pastores, evangelistas, y predicadores a la calle, pueden enunciarla, comunicarla y difundirla, de palabra, por escrito o por cualquier medio, esto incluye, la radio, la televisión, las redes sociales, los periódicos, las gigantografías urbanas, los letreros camineros, folletos, volantes, posters,  y en general por todos los medios de comunicación existentes y por inventarse. Este divino y bendito inciso, le fue otorgado a la iglesia evangélica chilena, por Dios mismo, usando a nuestros líderes pastorales, que trabajaron por años en la construcción de esta normativa, y también por medio de los gobiernos chilenos, que a la sazón solo querían acceder y apoyar las demandas del mundo evangélico. Estimo, que los líderes pastorales que nos legaron esta tremenda herencia jurídica, deberíamos reconocerlos como grandes instrumentos en las manos de Dios, porque consiguieron para la iglesia evangélica chilena, algo que no tiene ninguna iglesia evangélica en el mundo, consiguieron el respaldo legal e institucional, para que la iglesia proclame libremente su credo y doctrina. En aquellos días, el mundo era otro, y la ideología de género recién rompía el capullo en la vieja Europa.

 

Pero ahora, la ideología de género que vocifera, que la sexualidad humana es una construcción personal y social, que no viene dada en el nacimiento, que no tiene relevancia la genitalidad existente en el cuerpo, y lo que vale y determina el verdadero género, es lo que el individuo sienta en su alma, tiene genitales masculinos, pero en su alma se siente mujer, entonces es mujer. Esta ideología infectó a la cultura europea, y Barack Obama la impuso implacablemente en USA, y tanto el Alto Comisionado Europeo como el Departamento de Estado norteamericano, presionaron al mundo antero para imponerla. Y por cierto, el gobierno chileno, tan dócil y servil a los intereses foráneos, sucumbe a la presión y presenta los respectivos proyectos de ley en el país. La ideología de género se impuso rápidamente en Europa, y a la fuerza, en los Estados Unidos de América, porque en ninguna de esas partes, existía el inciso C en ninguna ley.

 

Pero la ideología de género, que era el caviar de los gobiernos socialdemócratas europeos, terminó para intoxicar a sus pueblos. Los pueblos europeos detestan la Unión Europea, y ya los ingleses la vomitaron con el Brexit, y lo mismo sucederá más temprano que tarde en Francia y Alemania. En Holanda el repudio a la filosofía  y políticas europeas se expresó claramente en días pasados, usted no lo entendió, porque la prensa no dijo la verdad sobre el resultado electoral. La verdad es esta, el gobierno de Holanda, si bien retuvo el poder, perdió diez escaños, y Geert Wilders de la oposición, si bien no accedió al gobierno, ganó veinte escaños. Geert Wilders, quiere sacar a Holanda de la Unión Europea. A la ideología de género le queda poca cuerda, Vladimir Putin la rechaza y la prohíbe en Rusia y Donald Trump ya empezó a desmantelarla en Estados Unidos. La sepultura de la ideología de género está fijada para este año, o más tardar el próximo, pero acá en Chile, pasará un tiempo antes de que el gobierno se dé cuenta.

 

Estimo que la Ley N° 19.638 necesita una reforma, pero siento que se debe esperar un tiempo más para acometerla. En los próximos meses la influencia norteamericana a favor de los valores cristianos, se dejará sentir en el país, y desde diciembre próximo, surgirá un nuevo gobierno para Chile, por el cual rogamos, para que no sea un continuador de la ideología de género, que sustenta el actual gobierno chileno.

 

 


Online (15 minutes ago):38

2016. Chile Cristiano. Todos los derechos reservados.
Se autoriza la reproducción, total o parcial, de lo publicado en este sitio con sólo indicar la fuente

 

Go to top