Cyle Davis

 


Norteamericano. Carpintero. Misionero. Pastor. Constructor. Apostol.

 

 

El Libro de Oro que registra la historia de Las Asambleas de Dios de Chile, una de las organizaciones evangélicas más importantes del país, hablando sobre Cyle Davis afirma: “corresponde en esta narración histórica rendir un homenaje a este siervo de Dios que fue un verdadero apóstol de Jesucristo en este país (Chile). Su incansable tenacidad y energía superaron largamente lo que se hubiera esperado de él como misionero.”

 

Cyle Davis llegó a Chile como misionero, procedía del Estado de California y había sido enviado por una iglesia de Hollywood. Pasó más de cincuenta años en el país y fundó más de cuarenta iglesias en distintas partes de la nación, entre ellas, las dos iglesias mejor ubicadas de la denominación, el Centro Evangelístico de Valparaíso ubicado al lado de la Intendencia Regional, que empezó con los nuevos cristianos ganados en la Gran Campaña del Evangelista Ericsson del año 1952, y el Centro Evangelístico de Santiago, ubicado a cinco cuadras del palacio de La Moneda “con gran visión pensando que en esta ubicación muchos serían alcanzados para el evangelio”

 

El reconocimiento que hago a este insigne evangélico norteamericano, parte por destacar su corazón de pastor. Algunos miembros de mi familia fueron a la Carpa donde predicaba el evangelista Ericsson, aceptaron a Jesucristo como Salvador y sus nombres fueron inscritos. El pastor Davis les fue a visitar a la casa. Mi familia había sufrido recién la dolorosa pérdida del tío, muerto accidentalmente a la edad de dieciséis años. Dada su cultura religiosa, la familia le construyó al fallecido, un altar al interior de la casa, que cada viernes iluminaba con velas. El cumplimiento de este rito llevó a la familia a una verdadera esclavitud psicológica. Siempre he agradecido, que el pastor Davis además de evangelizar, hizo el trabajo de civilizar a la familia, ya que abandonó esta nefasta práctica. Ha pasado más de medio siglo y a la conversión de la abuela le siguieron sus hijas, y con el tiempo las más de cien personas que conforman la actual familia y que junto a centenares de otras familias chilenas, integran algunas de las miles de iglesias evangélicas del país.

 

Cuando era un niño de seis años, me percaté de la nacionalidad del pastor Davis, estaba aprendiendo a leer y en una muralla estaba escrito “Yankee go home”, cuando los mayores me explicaron, yo pregunté, porqué las juventudes comunistas querían echar del país al pastor Davis. A esa edad, le tomé aversión al comunismo, más adelante, durante la juventud, cuando estudié sus doctrinas entendí que el comunismo era diametralmente opuesto al cristianismo. Personalmente no compartí mucho con el pastor Davis, pero recuerdo claramente cada vez que lo hice; Me hablaba de su país y del amor que sentía por Chile. De esos diálogos, yo entendí que él quería para mi país, las mismas bendiciones del suyo, y yo tengo esa visión ahora.

 

El pastor Davis falleció en Estados Unidos el 29 de Agosto de 1999. Su último deseo fue cumplido; un ánfora con sus cenizas está depositada en el Cementerio General de Santiago. Su esposa Hellen falleció, ocho meses después.

 

Recuerdos del siervo de Dios

Pastor Davis y esposa Hellen con su primer discípulo en Chile, don Segundo Gutiérrez Videla que más tarde sería el primer pastor chileno de su denominación

 

 

 

 

 

 

Pastor Davis y esposa Hellen con la primera Junta Oficial de la Iglesia de Valparaíso

 

 

 

 

 

 

Iglesia de Valparaíso. En segundo plano edificio del gobierno regional

 

 

 

 

 

 

 

 

Centro Evangelístico de Santiago

 

 

 

 

 

 

 

Pastor Davis compartiendo con hermanos chilenos

 

 

 

 

 

 

 

 

Pastor Davis con su familia

 

 

 

 

 

 


Online (15 minutes ago):18

 

daniel

“A Daniel no lo mataron por ser gay.”

“Una verdad dolorosa e incómoda,

pero es una verdad.”

Rodrigo Fluxá “Solos en la noche”

Periodista del Mercurio

 

 

            Moisés y los
      10 mandamientos

tvn
  Domingo a Jueves 22:30 Horas

2016. Chile Cristiano. Todos los derechos reservados.
Se autoriza la reproducción, total o parcial, de lo publicado en este sitio con sólo indicar la fuente

 

Go to top